Cómo ayudan los trabajadores sociales a los adolescentes conflictivos

0
June 24, 2008 at 11:59 am  •  Posted in Artículos en español, Healthy Parenting by  •  0 Comments

By Frederic Reamer, PhD and Deborah Siegel, PhD, LISCSW
 

Introducción Escuelas y programas especiales
Signos de advertencia Tribunales de adicciones y ausentismo escolar
Cómo buscar ayuda La ayuda de los trabajadores sociales
Costo de los programas y servicios Recursos
Intervención de crisis

 

Introducción

La adolescencia resulta un período muy difícil para ciertos jóvenes y su familia. Si bien la adolescencia puede ser una etapa emocionalmente intensa y tormentosa para prácticamente todos los jóvenes, en ocasiones los conflictos adolescentes necesitan intervención especial. Muchos adolescentes tienen conflictos de salud mental, relaciones familiares, amistades, rendimiento escolar, adicciones, sexualidad y otras conductas de alto riesgo.

Signos de advertencia

Los adolescentes conflictivos generalmente muestran signos de sufrimiento. Entre los signos de advertencia comunes se encuentran los siguientes:

  • Baja autoestima
  • Fracaso y ausentismo escolares
  • Actitud desafiante hacia la autoridad (por ejemplo, padres, docentes, policía)
  • Huir del hogar
  • Elegir las amistades “equivocadas”
  • Comportamiento impulsivo (por ejemplo, conducir a velocidad excesiva y realizar otras actividades riesgosas)
  • Cometer actos ilícitos
  • Depresión
  • Alcoholismo o drogadicción
  • Aislamiento social
  • Trastornos alimentarios (comer en exceso, no comer, provocar el vómito)
  • Automutilación (por ejemplo, cortarse)

Existe ayuda para estos adolescentes y su familia a través de muchos medios.

Cmo buscar ayuda

Existen muchos medios para buscar y obtener programas y servicios para adolescentes conflictivos. Como primera medida, los padres deben buscar ayuda comunicándose con el personal de la escuela (orientadores, trabajadores sociales, administradores), entidades de servicios familiares, centros comunitarios de salud mental, otros programas de servicios sociales comunitarios orientados concretamente a jóvenes en riesgo y su familia, organismos públicos de bienestar infantil, tribunales de familia y menores y tribunales especiales (por ejemplo, tribunales de ausentismo escolar y drogadicción).

Los trabajadores sociales ayudan a los padres y los adolescentes conflictivos a identificar y analizar cuestiones familiares difíciles y problemáticas. La orientación individual, familiar y grupal que proporcionan los trabajadores sociales clínicos puede server para que padres e hijos mejoren su comunicación y relación, resuelvan conflictos y aborden importantes problemas de salud mental.

Los profesionales denominados “defensores educativos” y “asesores educativos” ayudan a padres e hijos a obtener los servicios necesarios. Los defensores educativos, que generalmente son abogados, ayudan a las personas a obtener servicios educativos especializados. Los defensores educativos cobran honorarios por sus servicios a los padres y trabajan con funcionarios educativos municipales, estatales y federales para garantizar que los estudiantes reciban los servicios y las “adaptaciones especiales” a que tienen derecho por ley. Los defensores también hacen presentaciones judiciales para obligar a los distritos escolares a proporcionar o pagar servicios y programas de necesidades especiales fuere del distrito.

Los asesores educativos ayudan a los padres a buscar programas y servicios orientados a satisfacer las necesidades de su hijo. Los asesores educativos cobran honorarios a los padres, evalúan las fortalezas y necesidades exclusivas de cada adolescente y ayudan a la familia a buscar las escuelas o los programas más adecuados para su hijo. Muchos asesores educativos supervisan la evolución de los estudiantes en el programa o la escuela nuevos y, cuando fuera necesario, defienden al adolescente en el programa o la escuela cuando surgen inconvenientes.

Costo de los programas y servicios

Los programas y servicios para los adolescentes conflictivos pueden ser muy costosos. Algunas familias pueden pagar dichos programas y servicios “de su propio bolsillo”. Otras familias cuentan con seguro médico que cubre todo o parte del programa; o bien, el costo puede cubrirse por parte del sistema educativo público.

Muchas familias no pueden costear los programas y servicios necesarios, no cuentan con suficiente cobertura de seguro y no pueden obtener el financiamiento del departamento de educación pública. En ciertos casos, las familias que no pueden costear los servicios necesarios acuerdan otorgar la custodia de su hijo al organismo público de bienestar infantil local, que a su vez financia los servicios o programas (en varios estados el organismo público de bienestar infantil financia los servicios sin exigir a los padres la entrega de la custodia). En casos más graves, los padres desesperados recurren al tribunal de menores o de familia y solicitan formalmente que se declare a su hijo “rebelde”, lo que permite al tribunal exigir al menor que acepte la intervención. En estos casos, el estado generalmente paga los servicios y programas necesarios. Ciertos padres se muestran reacios a usar esta vía para acceder a los servicios, porque es el tribunal, y no ellos, quien determina donde debe ir su hijo para obtener ayuda.

Existe una amplia gama de servicios y programas administrados por organismos privados y públicos para adolescentes conflictivos y su familia. Algunos programas se ofrecen en la propia localidad; sin embargo, ciertos programas se desarrollan en otras localidades o estados, lo que implica que el adolescente debe vivir lejos del hogar para recibir los servicios necesarios.

Intervención en crisis

Una amplia gama de profesionales y entidades ofrecen servicios de intervención en crisis y orientación complementaria a adolescentes y familias. Dichos servicios se ofrecen a través de entidades de servicios familiares, centros comunitarios de salud mental, consultorios externos hospitalarios, organismos públicos de bienestar infantil y psicoterapeutas privados (como trabajadores sociales clínicos, psiclogos clínicos y orientadores, asesores de salud mental, asesores pastorales, enfermeras psiquiátricas y psiquiatras).

Muchas localidades ofrecen programas integrales de orientación e intervención familiar específicamente para adolescentes y familias en crisis. Dichos programas (denominados “servicios integrales de urgencia” o “servicios intensivos integrales”) proporcionan evaluación domiciliaria, orientación de urgencia, información y derivaciones para ayuda de más largo plazo.

Escuelas y programas especiales

Una variedad de escuelas alternativas, escuelas terapéuticas y programas de tratamiento atienden a adolescentes que tienen problemas importantes de conducta, afectivos, de salud mental y adicciones. Algunos programas, como las preparatorias alternativas, se concentran principalmente en la educación al tiempo que tratan los problemas de salud mental y conducta de los estudiantes. Otros programas, como los programas de tratamiento residencial, internados terapéuticos y programas de tratamiento al aire libre, se concentran principalmente en problemas de salud mental, afectivos y de conducta, al tiempo que incluyen un componente educativo. Los internados de “crecimiento emocional” abordan simultáneamente problemas de salud mental, afectivos, de conducta y educativos. Otros internados se concentran en incapacidades de aprendizaje concretas al tiempo que prestan atención al estudiante en su conjunto. En una palabra, distintos programas enfatizan en distinto grado las cuestiones personales y académicas.

Los padres de adolescentes conflictivos (particularmente adolescentes que son hostiles y desafiantes) pueden verse tentados a colocar a su hijo en una escuela o un programa que promete imponer la disciplina y la estructura necesarias. Con frecuencia, tales escuelas y programas (como los internados militares y los que publicitan su misin como “educación del carácter”) no prestan los servicios de salud mental que muchos adolescentes conflictivos necesitan. Tales escuelas y programas pueden ocasionar más daños que beneficios para adolescentes conflictivos que tienen problemas personales y de salud mental que agravan sus problemas.

Las siguientes son las principales opciones de programas:

  • Las escuelas preparatorias alternativas proporcionan educación, incluidos servicios de educación especial a adolescentes que han fracasado académica o socialmente en escuelas preparatorias tradicionales. Dichas escuelas pueden ser autónomas o contar con el apoyo de un centro comunitario de salud mental, una entidad de servicios familiares, un distrito escolar o un emprendimiento de colaboración compuesto de varios programas de servicio social y educativos.
  • Los programas de suspensión del proceso a prueba para menores de generalmente intentan ayudar a adolescentes conflictivos que han tenido contacto con la policía a evitar un involucramiento más formal en la justicia de menores (tribunales de menores e instituciones penitenciarias). Dichos programas ofrecen a los delincuentes sin antecedentes orientación individual y familiar, vínculos con otros servicios necesarios (como la medicación psiquiátrica) y educación.
  • Los programas de vida independiente tienen por objeto ayudar a los adolescentes a desarrollar la capacidad que necesitan para vivir de manera independiente. Dichos programas atienden principalmente a adolescentes que no tiene familia estable y que se encuentran en custodia estatal. Ciertos programas de vida independiente también atienden a adolescentes cuya familia puede pagar dichos servicios de manera particular. Generalmente los servicios incluyen práctica en habilidades de la vida cotidiana, administración del dinero, planificación profesional y educativa, servicios de salud mental, asistencia de vivienda, esparcimiento y actividades sociales y gestión de casos.
  • Los programas de tratamiento al aire libre ofrecen un tratamiento muy estructurado intensivo de corto plazo (de tres a seis semanas) en lugares alejados para quitar a los adolescentes de las distracciones existentes en el lugar donde viven (por ejemplo, televisión, música, computadoras, automóviles, drogas y alcohol, películas, grupos de delincuentes juveniles). Las dificultades de la vida completamente al aire libre y el desarrollo de habilidades de supervivencia en la naturaleza ayudan a los adolescentes a generar autoconfianza y conductas sociales. Con frecuencia, se aconseja a las familias enviar a su hijo primero a un programas de tratamiento al aire libre y, luego, a un internado terapéutico o de crecimiento emocional, y no hacer regresar al adolescente al ambiente del lugar donde vive.
  • Los internados para adolescentes con incapacidades de aprendizaje importantes ofrecen programas académicos estructurados que se concentran en la educación y el aprendizaje al tiempo que abordan cuestiones pertinentes afectivas y de conducta.
  • Los internados de crecimiento emocional ofrecen programas académicos estructurados y se concentran en el desarrollo emocional y el crecimiento personal pero no prestan los servicios de tratamiento intensivo que ofrecen los internados terapéuticos.
  • Los internados terapéuticos se concentran intensamente en la salud mental, las adicciones y los problemas de conducta de los estudiantes al tiempo que también proporcionan un programa educativo académico.
  • Los centros de tratamiento residencial ofrecen tratamiento muy estructurado que aborda adicciones, problemas familiares y otras cuestiones de salud mental. Al contrario de los internados terapéuticos, los centros de tratamiento residencial se asemejan más a un hospital psiquiátrico que a una escuela, si bien pueden que tengan un componente académico/educativo en su programa.
Tribunales de adicciones y ausentismo escolar

En muchas localidades existen tribunales de adicciones (en ocasiones denominados tribunales de drogadicción) y tribunales de ausentismo escolar. Dichos tribunales especiales emplean un enfoque de apoyo y fomento en vez del enfoque punitivo para ayudar a los adolescentes conflictivos. Mediante la gestión de casos, orientación, enseñanza particular, asesoría y educación de padres, el objetivo de los tribunales es evitar futuros problemas e involucramiento más formal en la justicia de menores.

La ayuda de los trabajadores sociales

Los trabajadores sociales proporcionan a los adolescentes conflictivos y su familia lo siguiente:

  • Evaluación de las necesidades y fortalezas del adolescente y la familia
  • Información acerca de los programas y servicios necesarios y derivación hacia los mismos
  • Información acerca de cuestiones y recursos econmicos y jurídicos
  • Nombre de defensores y asesores educativos de confianza
  • Servicios de orientación de intervención en crisis
  • Psicoterapia continua para adolescentes, padres y toda la familia
  • Gestión de casos (para ayudar al personal de diversas entidades a coordinar y comunicarse en nombre del adolescente, y para defender a la familia ante quienes prestan estos servicios)
  • Información acerca de “signos de advertencia” importantes de los adolescente que encuentran en una espiral descendente y los pasos necesarios para obtener ayuda
Recursos

Para obtener información acerca de servicios y programas para adolescentes conflictivos y familias, consultar a trabajadores sociales, escuelas, organismos públicos de bienestar infantil, tribunales de menores y de familia, entidades de servicios familiares, centros comunitarios de salud mental, defensores educativos, asesores educativos y abogados. A continuación se enumeran sitios Web útiles:

El doctor Reamer y la doctora Siegel son los autores de Finding Help for Struggling Teens, A Guide for Parents and the Professsionals Who Work for Them, en venta a través de la Imprenta de NASW. El doctor Reamer también ha escrito The Pocket Guide to Essential Human Services, que compila diversos recursos en una guía fácil de usar adecuada para profesionales, voluntarios y usuarios.

###
Las opiniones expresadas en este artículo son las de los autores, y no reflejan necesariamente las de la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales de Estados Unidos ni las de sus miembros.

Leave a Reply